La utilización de uvas provenientes de diferentes suelos, climas y regiones de Mendoza, con inviernos muy fríos, veranos secos y cálidos, noches frescas, suelos ricos y el riego con agua que proviene de la Cordillera de Los Andes, hace posible obtener un producto de excelente calidad, tanto en vinos jóvenes como de guarda.
Nuestra amplia variedad de vinos es elaborada por uno de los enólogos más reconocidos en el país, obteniendo vinos para satisfacer la exigencia de consumidores argentinos y extranjeros.
Actualmente nuestros vinos son vendidos en 35 países, incluidos: Estados Unidos, Canadá, Brasil, Perú, México, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Polonia, Dinamarca, Rusia, China, Taiwan y Japón, entre otros.